4 consejos para aquellos que quieren ser vegetarianos pero les gusta la carne

vegetarianos-que-les-gusta-la-carne

Este es el caso de Spark Tracy una australiana. A ella le encantaba la carne, pero después de treinta años decidió hacerse vegetariana.

Hay numerosas razones por las cuales la gente deja de comer carne. Algunos realmente no les gusta el sabor o el olor, pero a otros les gusta la carne y simplemente decide optar por una dieta vegetariana o vegana por razones ideológicas. Este es el caso de Spark Tracy la australiana.

A esta mujer le encantaba la carne, pero hace treinta años, después de ver un documental sobre el maltrato que sufren los animales en la industria cárnica, decidió cambiar su vida radicalmente.

Así dio una serie de consejos a las demás personas para las personas que quieren hacerse vegetarianos, pero que le gusta tanto la carne como a ella, compartió sus consejos en un foro femenino y fue un triunfo, los consejos son los siguientes:

Evitar la carne congelada

“El consejo resultó ser muy útil para mí – básicamente consiste en boicotear la carne congelada siempre que sea posible, de otra manera limitar y reducir”, dijo el australiano.

Es de conocimiento común que los pollos de granjas grandes, a la venta a gran escala, son congelados o transformados, se pasan la vida en pequeñas jaulas y reciben las dosis excesivas de hormonas. Con el ganado no es muy diferente. Entonces, quién quiere dejar de comer carne puede empezar a evitar la carne congelada. Con el tiempo, la búsqueda de carne fresca disminuye naturalmente.

Invertir en libros de recetas de calidad

En el inicio de las dietas experimentales y de transición, Tracy explica que ella y su marido no estaban muy preocupados con los detalles de la nutrición. Ambos, estaban preocupados por su salud, invirtieron en libros de cocina, con recetas de calidad, comían carne pero muy de vez en cuando y siempre fresca, poco a poco el consumo de carne fue disminuyendo.

Pronto, cuando trató de comer carne, el cuerpo simplemente y ya no la recibía como antes, sintiendo rechazo hacia ella. Pero todo esto sólo fue posible gracias a las nuevas recetas, sabrosas y nutritivas.

La variedad es la sal de la vida

El siguiente paso fue para dedicarse a aprender acerca de nutrientes de los alimentos en los alimentos vegetarianos. Tracy se sumergió en los libros sobre el vegetarianismo. Ella trató de aprender más sobre la ciencia de las proteínas y cómo las vitaminas ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes.

Poco a poco fue consiguiendo hacer una dieta vegetariana más equilibrada, introduciendo diversidad de platos de distintos países,

No siempre es fácil, pero un ejemplo vale más que mil palabras

Tracy dice que ser vegetariana no siempre es fácil. Sentir el olor del tocino en los primeros días es una tentación. Hay que volver a las razones  que te inducieron a querer cambiar tu dieta y tu manera de alimentarte cuando sientas flaqueza” Se fiel a tus principios e ir desintoxicando el cuerpo de la carne poco a poco si te gusta mucho, poco a poco tu cuerpo la rechazará, pero no olvides ponerte las pilas en cuanto a nutrientes y alimentos, ya que tu cuerpo necesita estar sano aunque seas vegetariano.